viernes, 3 de octubre de 2014

Lo que se avecina...

Haciendo esta entrada quiero mencionar dos cosas (y sólo dos): La primera es que me uniré al proyecto de "Club Adopta un Blog" e "Iniciativa Otaku Blogger", porque soy una de las personas más lamentables para socializar y que para conseguir seguidores necesito ayuda (psicológica) de alguien más; la segunda es que voy a definir el rumbo que va a llevar mi blog de ahora en adelante, porque le he dado muchas vueltas e ideas sin cabeza, así que ya después de pensarlo un rato me he decantado por un proyecto personal del le tenía ganas pero no me atrevía a aterrizarlo.



===> Diciendo esto, empezaremos por el primer punto:

Cuando intenté buscar algo de "ayuda" con la penosa lista de seguidores que tengo, penosa en cantidad, (aun si son dos en mi interior les agradezco que se me hayan tomado en consideración) terminé por recurrir al proyecto de "Apadrina a un Blog", una iniciativa que de lejos me pareció muy buena y excelente para mi decadente situación.... desgraciadamente fui de las que ingreso a las escasas semanas de que esta iniciativa por fin cerrara sus puertas.

Como resultado, me quedé sin padrinos y sin apoyo a este misántropo blog con crisis de identidad.

Ya después de un rato, en el que ahora estoy definiendo el rumbo de este blog con temas más random que la variedad de ropa en tianguis, me tope con ésta página de Yurika Sekai, en dónde se retoma nuevamente el proyecto que había predominado en la meta de "Apadrina a un Blog" y que tras el duelo de su muerte nace éste legado.

♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣



La siguiente es la "Iniciativa Otaku Blogger" (Todos hacen iniciativas, entre más lo leo, más derechista me suena), porque la obvia verdad es que por más fujoshi que sea, sigo estando dentro del estrato del otaku (eso y porque sigo mangas/anime shounen, josei y seinen). El proyecto fue hecho por Lo que un friki esconde, donde todos los bloggers otakus afínes a participar y conocerse se anotan (Una parte de mí no puede evitar ver el trasfondo político del que nadie cree que exista, y río internamente de sólo pensarlo).

Concuerdo bastante en que desconozco muchísimos blogs de anime/manga, porque me he topado más con los blog literarios o de diseño. Así que, que pueda una tener una comunicación que sea más allá de comentar entradas mutuamente en favor de no dejar desamparada la autoestima, me parece formidable.


♣♣♣♣♣♣♣♣♣♣


Aunado a ésto, quiero aclarar que voy a empezar a hacer reseñas (porque todo mundo hace reseñas y mola), era algo que tenía pensado hacer desde hace rato, pero no tenía ni idea sobre que hacer reseñas. Quiero decir, ya había miles de blogs que hacían reseñas de novelas, mangas, anime, películas y etcéteras. Así que, ¿de qué putas podría yo hacer reseña si ya todo fue reseñado? En medio de la duda existencial, repletos de intentos por encontrar algo convincente con que trabajar el blog, y mientras me enviciaba con Lolweapon y El Crítico de la Nostalgia en youtube, me vino la idea de que eran muy pocas las reseñas que trataran objetivamente los mangas yaoi, shounen-ai o Boys Love.

No es que no hubiese un público para el producto en sí, sino que el público no se miraba en la necesidad de leer reseñas que tratarán con juicio analítico todas esas platónicas historias de amor homosexual. Quizás no sea ni la persona adecuada para someter en análisis trabajos así, pero he sido lectora de mangas yaoi desde los 14 o 15 años, y antes de los mangas yaoi leía doujinshis yaoi y antes de eso fanfiction. Sé lo que es buscar un manga o doujinshi sólo por ver a fulanito y fapencio revolcándose en una noche de pasión, o un romance que en el que el protagonista no entre dentro del estigma de 'chica tontuela y distraída' como en los mangas shoujo. He leído mangas tan melosos que me tuve que inyectar insulina y yaoi tan hardcore que lo único en que me motivaban los dibujos era a masturbarme.

Entonces, ¿por qué no?, quizás no pueda vanagloriarme de sabérmelas de todas-todas los títulos habidos y por haber de género, porque para empezar cuando empecé eran pocos los trabajos que recién se traducían al español con los fansub, y con el pasar de los años simplemente me volví más selectiva con mis propios gustos y lo que buscaba en un manga yaoi (durante el transcurso me perdí la oportunidad de leer buenos mangas y de encontrarme con otros que no entendía como algo tan prometedor cayó en el pozo séptico).

Sería estúpido de mi parte decir que sólo yo tengo derecho de criticar y dar opinión. No, por Odín, eso demasiada arrogancia, aun sí realmente lo soy esa no es mi intención. Yo pienso que la gente tiene la capacidad de desarrollar un pensamiento analítico de lo que lee, y que no precisamente se derive de su gusto o disgusto por algún título en especial... aunque es jodidamente difícil, pero incluso yo he tenido que aceptar que me han gustado mangas que en realidad son una mierda argumentativa, y que no por eso dejaré de leer ni diré que no la recomiendo (quizá si ser mordaz y cínica, pero así soy yo naturalmente).

Tampoco con ésto quiero decir que con el blog cambiaré el mundo de fujoshi/fudanshis y haré que todos sean más cínicos que El Crítico de la Nostalgia, eso es imposible en el sentido de que yo no tengo ningún poder para cambiar a nadie, ni a sus gustos, perspectivas o personalidad. Sólo quiero que entiendan de que un manga yaoi puede conversarse seriamente, puede tomarse una reflexión de ella y hasta cierto punto, uno puede entender lo que el autor pretendía conseguir con su obra. A mí punto de vista, ya existen personas así, desgraciadamente no he tenido la oportunidad de conversar con ninguna de ellas porque tengo un círculo muy reducido de amistades que compartan mi gusto por el BL.

Ya tengo dos entradas donde hago este intento patético de hacer lo más cerca a una crítica reflexiva (para son intentos, porque en el fondo siento que no podré separar nunca mis emociones de la razón... en realidad me parece que ya está científicamente probado que es imposible... a menos que seas antisocial y tengas la capacidad sobrehumana de reprimir todas tus emociones, entonces sí lo creeré), una de ellas es Acid Town, un manga que reseño intentando no dar spoiler y recomendando a quien se le dé por leer la tragedia mafiosa; también hice una de Black Sun, un manga que, no mentiré, lo leí varías veces sólo por sus escenas de sexo por ser sólo eso lo único que te ofrece, aunque mi modo de reseñar es más vitupera.

Ya aclarando esto, quiero enfatizar que mis reseñas las haré de dos maneras, las cuales anunció con los siguientes eslogan:

+ Esa vitupera fujoshi: Vituperar significa criticar duramente, y eso es precisamente lo que hago. Con esto no quiero decir que simplemente voy a quejarme (aunque igual me quejaré), sino que mi intención es hablar sobre aquellos mangas que, teniendo muchos recursos a su disposición pudieron ser realmente buenos mangas, pero que por cualesquiera que sean sus motivos, la obra no alcanzó realmente una calidad que se esperaba de ella.

+ Cuando leí: Son mangas que podrían considerarse recomendación (me gusten o no), ya sea porque tiene buen manejo argumental, desarrollo de personajes complejo, situaciones atípicas o finales inconclusos/abiertos/inesperados. Básicamente señalar lo que tenga uno o dos elementos que se salgan de la línea genérica del Yaoi/BL.

Y esos son mis puntos, creo que me emocioné un poco por la explicación... al menos espero no haberme pasado con las groserías  mi cinismo, pero creo que se puede sobrellevar xD. Por mi parte ya es todo, aquí hace un calor de mierda aunque se supone que ya debe ser otoño, pero ¿quién entienda a la naturaleza? Nada más me trae sudando o haciéndome bolita pa' que no me entre el frío.




2 comentarios:

  1. Hola,me gusta mucho tu blog ^w^,y bienvenida a la iniciativa otaku blogger :3,besos ^3^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaww~ muchas gracias!!! °w° aunque realmente soy mala para el html, pero los blogs de tutos te dan una buena ayudadita xD!!!. Y gracias por el mensaje de bienvenida, ojalá y lleguen más, porque yo no paso de conocer a Lolweapon y Ramen para dos xDU.

      Eliminar