domingo, 16 de febrero de 2014

La Injusticia


Veo a la patética criatura retorcerse en una gutural y sardónica carcajada. Un eco torcido que distorsiona el sollozo de los mártires. Su forma encorvada se convulsiona con agitación.

Las vísceras se me oprimieron como los grilletes que devoran lentamente la carne desnutrida de los esclavos. Algo cuelga dentro de mi cuello, una sustancia ácida que pudre los órganos con sus mentiras hipócritas.

La sonrisa del villano es la ilusión que profesan las cajas de plástico.

¿Y en quién confiar, si incluso entre hermanos se traiciona?

Palabras sinceras manchadas de sangre y lágrimas. Las víctimas están hartas de ser abusadas, pero no saben que otra cosa hacer, sólo seguir siendo víctimas.

Si me dicen que la justicia se mide por balas y engaños propagandísticos, le escupiré amablemente en su cara deformada de prejuicios.

Ante mi deprimente consciencia, dejo de señalar falsedades y corrupciones aristócratas. Contengo mi pecho con temblorosas manos, la garganta sigue quemando al rojo vivo mis voluntades.

El último llanto del niño huérfano me hizo vomitar el feto muerto de mis ideales. Durante un corto tiempo las piernas comenzaron a flaquear, el cuerpo se dobló con un lastimoso pesar. No lo quería aceptar, que esa criatura era la carne de una honestidad corrosiva: la injusticia que nació dentro de mí.

[Subido también en DeviantArt: http://redcrowfallen.deviantart.com/art/La-injusticia-303354014 ]

No hay comentarios:

Publicar un comentario