martes, 1 de junio de 2010

Será que...¿estoy huyendo?

Rayos... tengo la impresión de que he estado mintiéndome a mi misma de alguna forma -_-

Porque yo, realmente...  realmente creí que sabía que era lo que quería hacer con mi vida...¡Yo estaba segura que terminaría por estudiar psicología, que me especializaría en criminología y que mi pasatiempo de escribir y dibujar permanecerían como un hobbie!

Pero...



De repente siento... que hay algo mal en mi elección, no quiero decir con eso que ya no me gusta esta carrera ni nada por el estilo, simplemente... ¡Siento que no es el momento, que voy muy rápido! Algo así le dije a mi madre, esa mujer apasionada por la psicología que acaba de sermonearme tan crudamente sobre mis bajas calificaciones en este semestre (y ahora me vengo enterando de que mi beca me la quitan si tengo menos de 8....si, gracias por decirme YA QUE SE ACABO EL SEMESTRE...ah, pero que digo...seguramente ahora todo debo investigarlo yo y no me debe pasar ni por la mente preguntarle a mis padres...¡No, es un abominable pecado!), esa mujer que ve muy poco y conoce muy poco de su hija, sobre el "sensación" que tenía de que todo iba muy rápido... yo, personalmente, no me sentía de universidad, ni sentía que por tomar la carrera de repente me lo iba a tomar todo seriamente...no, y la cuestión es simple: Yo soy así.

Yo no tengo ninguna prisa, pero no quiero permanecer en mi casa todo el día cuando se que no haré nada ahi... ni quiero comenzar a trabajar porque se que mis padres (por lo menos mi padre) quieren evitar que me absorba del trabajo y la "ambición" de obtener más dinero por medio de ello...¿y qué me queda? pues estudiar...es todo lo que tengo que hacer y al parecer lo que les complace mientras viva debajo de su techo.

Es una vida muy cómoda la que tengo...sin duda, cuando me vaya batallaré y por eso... hay cierta inseguridad sobre si ya irme a conseguir mi independencia o seguir aquí un poco más.

Sea cual sea el caso, en ninguno de los dos es fácil...tal vez trabajando no haya más comodidad... pero soy una persona muy floja que también es terriblemente sensible en lo emocional y las personas que me mantienen son bastantes agresivos, más sus palabras, que son la que más desgarran mi corazón. Si trabajar es pesado, no dudo que me canse...pero estoy segura que mi corazón estaría más ligero. Porque a las únicas personas que más les he permitido dañarme son mi familia... ese es el veneno que puede matarme tan gloriosamente.

Ellos pueden matarme sin alzar la mano, con soltar sus palabras, con una orden... pueden acabarme.

Detesto darles esa libertad... pero es la consecuencia que debo tomar para acercarme más a ellos, a fin de cuentas yo aprecio mi familia.

Si embargo...¡Quiero huir de esas personas que tanto me lastiman y que ingenuas piensan que sus palabras no me tocan!

¡Tengo más cicatrices y golpes por dentro! ¡Que claro, no pueden verlo porque no quieren y porque no es importante!

No, ustedes no son unos padres sobreprotectores, ustedes son unos padres que se proyectan en nosotros y sólo quieren cambiarnos según sus experiencias, según lo que creen, según lo que nos obligan a que seamos.

La decisión de lo que quiero ser, sin duda fue mía... y ustedes, ilusos... piensan que yo sólo voy para lo "artístico", vaya estupidez... vaya ignorancia.

¿Es qué sólo los números hablan? Y mi boca que parece querer decir algo...¿esta muda?...¿Y por qué estará muda? ¿Será las infinidades de veces que dijeron "no me respondas"?

Da igual... no escuchan, yo los estoy viendo al otro lado del cristal.

Yo me pregunto si esto huyendo...pero creo que todos estamos huyendo como sabemos hacerlo... ¿no es así?

No hay comentarios:

Publicar un comentario