lunes, 11 de mayo de 2009

Sólo una excusa a mi ociosidad...

Holap!

Bueno, esta es la primera entrada de este blog (hum... juraría que escucho mis blogs abandonados alzar un desgarrador grito de dolor), ignoren aquello, seguro que son desvaríos suyos y no míos.

Bueno, bueno... ¿Qué haré ahora? ¿Qué palabras lleno en el insípido y vacío blog que hace unas semanas hice?¿Un poema?¿Un musical?¿dibujos? ¿más desvarios?...oh, tanto que tengo por escribir (y mas tarde, deliberadamente abandonar... no siento culpabilidad porque no hay realmente nadie quien lea lo que escribo, a menos que sean fics, claro...), descuiden, me agrada hacer paréntesis largos aunque las palabras ni entre el paréntesis deberían estar. Creo que subí una "biografía" pequeña de mi anteriormente (por ahí estará flotando aburrido), bueno, en los blogs personales generalmente se publican los pesares y actividades de la vida diaria.

Ah, pero mi vida es tan ordinaria, monocromática... nada nuevo salen de mis hazañas, o por lo menos si tuviera hazañas diría que no es nuevo. Aunque tengo una razón por la que estoy escribiendo aquí, y no es algo nuevo, forma parte de mi monotonía (y la de más de media población metropolitana, que los no-metropolitanos si tienen cosas importantes que hacer... ironía, porque yo no soy metropolitana) tengo un venenoso ocio que fluye en mis venas y que me atraganta con un asesino aburrimiento. Todos los días, porque en cierto modo no tengo opción.

Básicamente, estoy aburrida y no puedo salir entre semana por que tengo aquellas criaturas que llaman padres sobreprotectores, en cierto modo es comprensible (uso de la empatía, ¿sera la maldición o bendición de la humanidad?), pero hay un punto en el que siento que mi voluntad desaparece casi con un respiro... pero hay que ser honestos, los ermitaños como yo no vivimos realmente, sólo invernamos y nos quedamos en donde empezamos, sólo que ahora tienes menos tiempo y tus acciones desencajan con la edad que aparentemente tienes.

Es bueno reflexionar las cosas, pero hasta cierto punto puedes perderte en ellas y hundirte en el subjetivismo.
Incluso, es penoso ver como mi carácter se ve más débil y manipulable. Tan fácil de romper y escupir.

Maldición, estoy inspirada y mis fanfics ahora están muy lejos de mi. Esto parece cosa de no-casualidades que sólo me obligan a desear ser más paciente y esperar el momento de "usar las cosas que preparo para ciertas situaciones", mis fanfics por ejemplo...
Agh, y sigo sedienta... ahora mismo mi mente maquina a miles de revoluciones por segundo, vaya ¿estará bien tener imaginación tan vivida? podría jurar que ha llegado a tener voluntad propia y que aparece cuando menos lo espero... ¿qué? ¿A qué se debe la maquinación exhaustiva de mi mente?... Simple: Sed de escribir.

Ya, no digas "pues escribe algo y ya"... ¿qué crees que estoy haciendo?... pero no es este "escribir"... es... plasmar de mis dedos la historia, los pensamientos, los sentimientos que ansiosa espero teclear, casi con una maquiavélica obsesión a seguir y seguir. Aun sangrando, aun llorando y sudando al mismo tiempo.

Dios, es demasiada sed.

Lo diré, lo diré: en los últimos días he estado jugando un RPG (esos juegos de rol que ponen los foros, muy bueno para practicar tu narrativa, eso a sugerencia de mi amiga yuki) es de temática yaoi (homofobicos, cierren sus castos ojitos azules de porcelana, se romperán), yaoi es una relación homosexual entre hombres, y es que sinceramente, las relaciones heterosexuales son tan copiadas y poco originales que incluso me fastidian (las relaciones amor-odio son las únicas que perduran sin importar genero)... en este momento tal vez alguien se pregunte "¿Y que haces aquí escribiendo? ¡Ve a descargar tu sed en tu juego de rol!"... si, eso mismo me pregunto... pero, maldita sea... ¡he estado "roleando" con una persona que no se ha aparecido en unos 3 días! (o por lo menos no ha contestado en ese tiempo) y ciertamente, la historia con los dos personajes de ahí (el mío y el de la otra persona) ¡es lo que me esta dejando con esta intriga que ha llegado al punto de deshidratarme!

Probablemente estoy dependiendo demasiado de las cosas y de una sola persona, pero no puedo evitarlo ¡por eso digo que hasta parece que mi imaginación tiene voluntad propia! ¡pero realmente he quedado fascinada con el personaje!...ah, amiga yuki... ¿tu habrás experimentado esto antes?... dime que no soy la única, amiga (y dime que no estoy loca porque hasta donde yo se tu no conoces este blog...). Que agobio, que desesperación.

¿Dónde quedó el demonio frío que derrotó a mi Karasu?... apresúrate, apresúrate... mi paciencia es de un hilo muy corto y muy delgado.

Rápido, rápido... a volar en las penumbras del infierno como la sombra del cuervo que soy. Volar una vez más... sólo una vez más.

Continuaré volando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario